17 de enero de 2017

GENEALOGÍAS DE LA PAZ (IV)

TERCERA REUNIÓN ENTRE TIROFIJO Y PASTRANA

La presentación del Plan Colombia a la guerrilla continua, y el que interpela es Jaime Ruiz, hombre de confianza del presidente:

El Plan Colombia está destinado exclusivamente a la guerra contra las drogas, como uds, según dicen, no son narcotraficante, no tiene por qué afectarlos o preocuparlos. (217)

Tirofijo: Alguno de uds quiere hablar?

Joaquín Gómez: Yo, alzando la mano.

Tirofijo: Hable Joaquín.

Comandante, de todas maneras, a mí parece que el Plan Colombia está diseñado contra nosotros.

Jaime: No. El Plan Colombia es contra el narcotráfico.

ENTONCES

Vino la tercera reunión de Manuel Marulanda y Pastrana, ocurrió entre el 8 y 9 de febrero de 2001. Y quien se encargó de arreglarla fue el nuevo comisionado de paz, Camilo Gómez, por que Víctor G., renunció, (218)

AP: Camilo le voy a pedir un favor: quiero conversar a solas con Marulanda…para preguntarle qué necesita de mí como presidente para hacer la paz…sabré al fin a qué atenerme.

Camilo: Voy a hacer lo posible, pero no le prometo nada.

Andrés: Temía que metiera en la reunión a Alfonso Cano,

Guillermo León Sáenz Vargas…bogotano, de clase media, (que) no me gustaba, le tenía cierta prevención. Durante mucho tiempo mi padre solía hacer una vez al año unas reflexiones sobre la paz y sobre el país…y Cano se las contestaba sin falta por el correo regular…

Era un comunista fundamentalista, profundo y espeso en sus reflexiones, político nato, petulante e intransigente, con título de antropólogo de la U. Nal y firmemente convencido del recurso elemental de la guerra como único camino.

Era, a mi modo de ver, el subalterno por el que el campesino Tirofijo demostraba más respeto; incluso, algo de admiración. (219)

Camilo: Bueno, lo conseguí: habrá entrevista a solas con Tirofijo.
Nos sentamos a una mesa Tirofijo y yo.

Sandra, la compañera sentimental de Tirofijo, trajo una bandeja redonda de hojalata con bocadillos de guayaba y café.

A.P: Agarré un bloc amarillo, puse un lápiz encima, lo deslicé sobre la mesa y se lo puse en frente, mirándolo a los ojos. Estábamos solos.



Manuel escríbame aquí lo que tengo que hacer como presidente de Colombia para hacer la paz con ud, como jefe de las Farc.

16 de enero de 2017

GENEALOGÍAS DE LA PAZ (II)

AP: Acudimos  al recurso de escribir a mano un borrador del acuerdo en dos hojas de papel disponibles. cada vez que escribimos la palabra "negociación Jojoy saltaba:

"No, borre eso. Nosotros nunca hemos negociado con ningún gobierno.

AP: Le dije al oído a Víctor G: Me voy a llevar a Marulanda a caminar para hablarle a solas mientras uds siguen redactando el documento...
Antes...le entregué una medalla que le había enviado el papa Juan Pablo II en mi última visita al Vaticano: Cuando vuelva, entréguela esta medalla a Tirofijo. (210)
Marulanda la recibió...y la guardó en uno de sus bolsillos...nos dirigimos a un camino pantanoso de trocha. le expuse mis convicciones.

Ud., Manuel no cumplió la palabra...Ud rumoraba que los paramilitares nos iban a matar...El único que se cubrió del peligro fue usted.
Tirofijo no ofreció ninguna explicación.

AP: Manuel, todavía existe la Coordinadora Nacional Guerrillera que formaron con el ELN o ya se disolvió?

Marulanda: No, presidente. Eso se acabó hace un tiempo por diferencias internas y cada cual tomó su camino.

Presidente, quitémonos de la carretera, no sea que nos atropellen...

Volvimos a la mesa. y el piloto se me acercó:

Presidente, nos vamos ya o en un momento quedaremos atrapados bajo esa tormenta...

Tirofijo: Váyase ya, Presidente. Yo firmo aquí con Camilo y con Víctor G.

AP: No, yo necesito llevar una prueba. Préstenme los papeles redactados a mano, los firmamos Ud y yo, y me voy.

Tirofijo se impuso sobre Jojoy, firmó el borrador, lo guardé en mi maletín, me despedí y despegué hacia Bogotá.

Camilo y Víctor G. se quedaron con el objeto de hacer una copia en limpio del acuerdo que Tirofijo volvió a firmar en la noche y lo distribuyeron entre los periodistas destacados en San Vicente del Caguán...

(Continua)


HISTORIAS DE SUBALTERNOS

GENEALOGÍAS DE LA PAZ EN COLOMBIA (I)

miguel angel herrera zgaib
profesor asociado, c.política, unal.
Director SEMINARIO INTERNACIONAL GRAMSCI


En "La respuesta del millón," del libro MEMORIAS OLVIDADAS, se consigna una reconstrucción de los recuerdos del expresidente Andrés Pastrana Arango, nieto de Carlos Arango Vèlez (1897-1974), cofundador de la UNIR con Jorge E. Gaitán.

Retomo ahora, después de firma y refrendación de la cuarta negociación, apartes de la conversación con Pedro Antonio Marín, Manuel Marulanda, "Tirofijo," cuando el líder de la insurgencia subalterna se dispuso a negociar.

El encuentro ocurrió el 2 de mayo de 1999. Recuerda Pastrana:

"Nos fuímos a la zona de distensión en una avioneta contratada por la oficina del alto comisionado para la paz...Delante de San Francisco de la Sombra llegamos a una finca con dos pistas aéreas que pertenecieron...a José Gonzalo Rodríguez Gacha. Allí nos sentamos a conversar con Jojoy, Tirofijo y Reyes" (206)

A. Pastrana: "Manuel, el plazo para comenzar la negociación de la paz vence en tres días. ¿Ustedes van a seguir en el proceso o no?
Ninguno...musitó respuesta alguna.
Víctor G. haga ud un balance...Tirofijo le solicitó lo mismo a Reyes.
Víctor G. hizo énfasis en las dificultades que detalló y recomendó solucionarlas...Reyes...comenzó con un llamado a rodear al presidente frente a las críticas y ataques de los enemigos de la paz...

A Uds y a ellos los estoy combatiendo por igual.

MM: Presidente, el gobierno no ha hecho casi nada contra los paramilitares y falta compromiso con los temas sociales y el desempleo...(207)

AP: El gobierno ha hecho mucho contra el paramilitarismo, pero ese no es el tema, Manuel...Si quieres que acabemos esto, se acaba.
Marulanda tomó la palabra...Dirigiéndose a mí, opinó que no tenía ningún sentido fracasar en la política de paz...y volvió con su reiterativo llamado a desmontar el paramilitarismo.
Las intervenciones se llevaron lo que quedaba de la mañana y pasamos a almorzar.

Se me ocurrió mirar al horizonte y descubrí la formación de una tormenta borrascosa...

Jojoy, ¿cuánto cree ud que demore en llegar...?

J: Son las dos de la tarde, presidente...estará aquí a las 5.30, más o menos.

AP: Uds deben decidir si firman el acuerdo para darle inicio a la negociación de paz...

J: Nosotros, presidente, en realidad hemos dialogado con otros gobiernos, pero nunca hemos negociado.

Reyes: Eso es verdad.

A. P: Manuel, listo ¡se acabó el jueguito! El plazo de los 90 días ya se venció y uds no cumplieron con firmar...¡Perfecto, se acabó esta vaina!

Yo me devuelvo para Bogotá y ud debe irse de aquí.

¡Se acabó el jueguito! ¡Esto es una mamadera de gallo!

Tirofijo: Bueno, sí negociamos.

J: No, nunca hemos negociado.

Marulanda: Negociamos, presidente. Escribamos el acuerdo y lo firmamos.

AP: Quiero ir al baño Manuel.

Marulanda: La selva es toda suya, presidente.




11 de enero de 2017

UNA CLAVE COMPARTIDA: LA MODERNIDAD DE BAUMAN  Y BERMAN.

miguel angel herrera zgaib
Director proyecto Historia de lo subalterno
Profesor asociado, C.política, Unal. Bogotá

                                                Zygmunt Bauman, de familia judía polaca, nacido en Posnan, huyó con su familia de la ocupación nazi de Polonia, en 1939. La que fue posible por el pacto de no agresión entre Alemania y la URSS, presididas por Hitler y Stalin, que se tradujo en un nuevo sacrificio de población y territorio polaco. 

Él mismo se alistó en el ejército rojo para derrotar al nazismo. Luego, en 1968, tuvo que salir de su patria, cuando hubo la invasión de Israel a Palestina. Después fue a parar a Tel Aviv, y de ahí se radicó de manera definitiva en Leeds. 

En la universidad de Leeds construyó un gran prestigio intelectual y una relativa independencia política, porque no fue capaz que se sepa de tomar distancia, favoreciendo la causa palestina frente a la invasión, ocupación y agresión permanente del gobierno israelí. Teniendo vivo el bestial antecedente del holocausto perpetrado impunemente en Europa.

La modernidad líquida.

                                         Aunque no lo diga explícitamente, la crítica actual, un antecedente de su célebre título, tiene resonancias en la obra antecedente de Marshall Berman. Otro intelectual excepcional, de ancestro judío, pero nacido en New York.

 En particular, recuerdo su obra más destacada: "Todo lo sólido se disuelve en el aire", expresión tomada de un aparte del Manifiesto Comunista, donde Berman trata el tópico de lo moderno en perspectiva transdisciplinar y especial énfasis en la cultura.

 Con su obra, Berman propuso y distinguió una lectura de la modernidad, el modernismo y la modernización acudiendo al legado crítico de Karl Marx, a quien calificó también de moderno, por supuesto. Y de pasada a su compañero de fórmula intelectual y política, Federico Engels.

Diluirse, licuarse, posiblemente no respondan al mismo carácter de lo moderno, podrán arguir algunos. La pretensión no es de restarle originalidad a la prolija y relevante obra de Zygmunt, pero sí de recordar, cuando menos, un referente intelectual y político común, con Marshall.

La clave de interpretación

Es, por supuesto, la obra Marx, quien será celebrado durante 2017, por su lúcido enjuiciamiento político, económico y moral del capitalismo, en su completez, esto es, en tanto sistema que produce y reproduce la subsunción formal y real del proceso de trabajo por el capital. Ya que se cumplen 150 años de la publicación del primer volumen de El Capital.

En la semblanza del periódico el País, se recuerda, al respecto que Bauman sí fue militante del partido Comunista, y le tocó vivir, al menos, entre 1945 y 1968, los dramas de la conducción soviética de Polonia.

 Acerca de lo cual conviene repasar los escritos de Bauman que fueron coetáneos con aquel periodo, y lo que vino luego, para tener un retrato más equilibrado de su estatura política y ética, en un tiempo afectado por la influencia directa e indirecta del Stalinismo, con todas sus aristas.

10 de enero de 2017

Constitucionalismo Subalterno

MADURO ¿ABANDONO DEL CARGO?

miguel angel herrera zgaib
profesor asociado,
C.política, unal
Catedrático maestría E.políticos, U.Javeriana
Director Seminario Internacional Gramsci

No es novedad hablar que en el mundo contemporáneo continua la crisis de representación que aqueja a las democracias representativas en todos los lugares de la tierra, con sus excepciones, seguramente.


Tal no es el caso de nuestra vecina, Venezuela, y tampoco el del lejano Estados Unidos; eso sí, por diferentes razones, que afectan a diferentes elementos del sistema político respectivo; y hechos que tienen que ver, no solamente con la forma de los regímenes presidenciales sino con su sustancia, esto es, con los factores reales de poder que tienen expresión en ellas, y en los procedimientos que tienen establecidos para su funcionamiento.


El caso de Venezuela


En la hermana república, donde existe también división de poderes, sus rectores son electos o escogidos, dependiendo del poder obtenido en los procesos eleccionarios. En particular, me refiero, a la votación para presidente, que eligió a Nicolás Maduro, ungido por el moribundo Comandante Hugo Chávez, sin que su rival, el gobernador del estado Miranda, postulado por la MUD, lograra vencerlo.

Otro fue el cantar del poder legislativo, la Asamblea Nacional, donde la oposición tiene mayoría absoluta. Antes, en el 2016, la MUD intentó convocar a un referendo revocatorio contra Maduro, que por tiempos fue impedido por el Tribunal Supremo Electoral, donde todos menos uno son gobiernistas, o con lealtades con el PSUV.

Al inicio del 2017, ni corta ni perezosa, la oposición reinició el baile contra Maduro y el PSUV. Para evitar impugnaciones legales y constitucionales de los otros poderes, y, en particular, del Tribunal Supremo, esta vez sí desincorporó antes a los tres diputados de Amazonas, cuyas elecciones fueron imputadas por el oficialismo, y tales demandas prosperaron en su momento con la resistencia de la MUD.

El gobierno a través de sus diputados acudió puntual a impugnar la nueva directiva de la Asamblea, que preside Borges, quien reemplazó a Ramos Allup, político de la viaje guardia de los Adecos, crecido bajo la égida de Carlos Andrés Pérez.

¿Abandono del cargo?

"No habrá cambio electoral si no está acompañado por movilización popular." Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional.

"La oposición montó una comedia para tratar de presionar el derrocamiento de Maduro..." Héctor Rodríguez, jefe de la bancada oficialista.

La nueva jugada política y constitucional es declarar "abandono de cargo" del actual presidente. La oposición se basa en los arts. 232 y 233 de la Constitución Bolivariana, una carta que ninguno impugna o desconoce desde el tiempo de su promulgación y sanción en 1999.

El art. 233 contempla como faltas absolutas del jefe del ejecutivo nacional varias; pero la que la oposición invocó es: "el abandono del cargo, declarado por la Asamblea nacional". Al respecto, esta causal la fundan en un rosario de razones y hechos, que el Chavismo por supuesto rechaza, más aún, al momento de votar, se retiraron del recinto, y dejaron a la oposición decidir en solitario.

En todo caso, derecha y reacción coaligadas alegan en Venezuela "una ruptura del orden constitucional de tal magnitud que implica un abandono de sus funciones constitucionales". El rosario de hechos y situaciones que presenta como prueba va desde la aprobación unilateral y la renovación ininterrumpida del estado de excepción hasta retrasar o suspender elecciones y manipular el Tribunal Supremo.

Por supuesto que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela contempla la opción de abandono del cargo, porque así lo declare la Asamblea, es decir, el poder legislativo mismo que está controlado por la oposición al presidente Maduro.

Este procedimiento se utilizó, de una cierta manera, en tres casos anteriores, en A. Latina. Primero, la destitución del expresidente Lugo en el Paraguay. Igualmente, con sus variantes, se usó con el expresidente de Honduras; y más recientemente, con el juicio contra Dilma Roussef.

Todas estas  son variaciones de la figura del constitucionalismo estadounidense llamada "impeachment," un instrumento que en la vida de su presidencialismo no se practicó con ninguno de sus presidentes. Pero su candidato más cercano a experimentarlo fue Richard Nixon, quien antes hizo la dejación del cargo, luego del escándalo de Watergate.

Para que este procedimiento extraordinario sea viable, se requiere siempre la conformidad del tercer poder, el judicial, de manera independiente que en Venezuela aún sigue bajo el control del PSUV, y la coalición de izquierda que respalda el gobierno bolivariano.

Traducido en buen romance, esto quiere decir que para que la lógica de "checks and balances" opere es necesario que haya el acuerdo de cuando menos dos ramas del poder público. De lo contrario el veto prospera, y el equilibrio inestable en el sistema político se mantiene, como lo establecen los estudios de George Tsebelis, en un trabajo general consagrado al poder de veto. Me refiero a su obra "Veto Player," de la que hago una aplicación particular en este caso.

¿Y la suerte de Donald Trump?

Después del año 2000, cuando Al Gore ganó el voto popular, en cambio la mayoría de los delegados fue de Bush. Sin embargo se impugnó la votación del Estado de Florida, ante la CSJ, pero el voto final fue de 5 a 4, a favor de George W. Bush, con la participación proactiva del difunto Antonio Scalia.

Esta vez, la victoria en el voto popular se acrecentó a favor del partido Demócrata, en más de 3 millones, por la perdedora de la elección, Hillary Clinton. A no ser que se vuelva a impugnar la elección ante la CSJ, pero, hay 8 magistrados, y uno por elegir, porque no lo pudo hacer Obama, vetado por la mayoría republicana en el senado.

Entonces, la mayoría volverá a ser conservadora/republicana, porque será Trump quien proponga a quien reemplazará a Scalia. Por lo cual, el único recurso será, en materia electoral, que un senador ante la negación de la CSJ, la impugne ante el Congreso. Mecanismo que no puso en práctica el partido Demócrata en el año 2000. Pero, igual, enfrentará mayorías absolutas del partido rival.

O quedará también que se aduzca la indignidad del presidente, mostrando, por ejemplo, con evidencias la injerencia indebida de un gobierno extranjero, Rusia en este caso, en los resultados electorales pasados, que favorecieron a Donald Trump, listo a posesionarse el próximo 20 de enero.

Lecciones para recordar

Así las cosas, la presencia de cuando menos dos poderes controlados por una misma fuerza política hará nugatoria la fórmula de los checks and balances, de la que se ufanaba de la democracia conocida. Dicho lo cual el bipartidismo republicano estadounidense, bastión de la democracia representantiva, está experimentando la más profunda de sus crisis, con el interregno de los dos gobiernos de Obama, sujetos a veto, solo contrarrestado acudiendo a órdenes ejecutivas que no hacen tránsito a leyes de la nación estadounidense.

En Venezuela, por lo demás, su Constitución contempla un cuarto poder, el poder ciudadano, cuyos límites y procedimientos no están claros del todo; y mucho menos desarrollados de modo suficiente, para impedir la violenta irrupción de las guarimbas de parte y parte, y tampoco los golpes de estado intempestivos.

Aunque sí  existe el antecedente de la "revocación popular del mandato", que por la vía del referendo se estrenó contra el Comandante Chávez, y fracasó. Esta fórmula, en cambio, no existe de manera explícita en el republicanismo estadounidense, cuya Declaración de Independencia, sin embargo, encabeza la sagrada fórmula: "Nosotros, el Pueblo..."

Por estas razones y situaciones, un constitucionalista de quilates, el estadounidense Bruce Ackerman, propugna desde la academia gringa por un presidencialismo acotado.

Tendremos que esperar a las sorpresas que nos depare el año 2017, en materia de ingeniería constitucional comparada, un saber que viene proponiendo en sus análisis Giovanni Sartori, desde la década de los 80 del siglo pasado, cuando se vivió la gran ola democratizadora en América Latina que hacía tránsito de las dictaduras militares.

9 de enero de 2017

LA OTRA FACETA DE JOSÉ MUJICA

miguel angel herrera zgaib

                                                      Siendo presidente Mujica, se muestra interesado en "revolucionar" la educación superior del Uruguay, que para él está burocratizada. Su proyecto, dicen los entrevistadores de "Una oveja negra al poder", era fundar una nueva organización, aparte de la estructura tradicional, centrada en la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTU), orientada, en lo fundamental, a adolescentes que culminan el Ciclo Básico.

JM: Si me dejan, saco a la UTU de toda esa rosca de la enseñanza secundaria y la junto con otras cosas, como el Laboratorio Tecnológico del Uruguay y otras organizaciones, y van a ver lo que pasa. No sé si podré...Hay que experimentar mucha cosa y no veo que eso se pueda hacer con Secundaria. Cuando vos no sabés lo que tenés que hacer con claridad, tenés que experimentar  para tratar de encontrar el camino.

No pudo vencer la resistencia, y la reforma educativa se trancó. Se mantuvo en Uruguay la separación  por ley de la enseñanza técnica de la formal.. Entonces Pepe promovió "un golpe de estado", y puso al frente a otras personas que provenían de la educación informal:

Tomé el poder por la fuerza y ni se dieron cuenta." (p.70)

Se trataba de crear una universidad fuera de Montevideo, destinada a las carreras cortas y técnicas, con la ayuda del que era rector de la U. de la República, Rodrigo Arocena. Esto decía Mujica:

JM: La puta que es complicada la enseñanza.

Se tuvo que apoyar en Adriana Rodríguez, la presidenta de la Corporación Nacional para el Desarrollo:

JM: Tuvo que inventar una especie de estado paralelo para lograr superar la crisis edilicia en la enseñanza. Si no era así, no se podía hacer un carajo. 

Hubo también una pelotera entre Uruguay, cuando lo presidía Tabaré Vásquez, y la Argentina de Cristina Fernández  por la planta de celulosa. Mujica se dispuso a resolver el problema de la disputa entre dos naciones que hacen parte de Unasur.

JM: en la pelea con Argentina jugamos a quién la tenía más grande. Fue una riña de gallos. Nos dejaron cinco años con los puentes  cerrados por una estupidez de esas...Cuando nos peleamos con Argentina nos va mal. Mirá el turismo. A ellos les encanta el Uruguay y lo disfrutan como locos. Lo idealizan y lo adoran...Eso hay que cuidarlo.

Viene luego su apreciación sobre los militares, con quienes se enfrentó como tupamaro que fue en los años 60, al lado de Raúl Sendic:

JM: Considero que los milicos juegan un rol clave. No hay que ser ingenuos. Está muy claro que sin las fuerzas armadas no se puede...Porque en realidad, el "nunca más" dictadura militar es un hermoso sentimiento, pero la garantía de que realmente ocurra es que la cabeza de la oficialidad del Ejército refleje la realidad política del país, más o menos...Si la división política de la sociedad no entra en la cabeza de los oficiales, queda en manos de logias. O son masones, o son nacionalistas o lo que sea...Por eso los del Frente Amplio tenemos que ganar militares para nosotros. Esa es la garantía de la democracia.


3 de enero de 2017

Historia de los subalternos

EL TUPA MUJICA EN SUS PALABRAS

miguel angel herrera zgaib

Del libro "Una oveja negra en el poder", escrito por Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz, las palabras de otro Pepe, Mujica expresidente.

JM: No sé si duro más de tres años.
Ya llevaba más de 70 a buena cuenta.

"En que lío nos metimos, vieja!", le dijo a su esposa, un día después de ganar.

JM:No me metí a la política por la plata, no me interesa.

JM: Pero mi camino es muy distinto al de Chávez. Se lo advertí desde el día que asumí...Lo seguro es que no voy a afanar ningún vintén y voy a laburar para los pobres.

JM: Tengo 78 años. ¡Paráá! Aflojá un poco! A veces agarro la computadora de Lucía y soy un desastre...Si me sacás de leer y escribir a mano, no puedo.

Prefiero leer mucho y pensar. Trato de interpretar lo máximo posible lo que leo.

JM: La idea es generar empresas modelo autogestionadas por los trabajadores...El gran motor que tiene el capitalismo es la parte creativa. Y si no, te dedicás a dormir la siesta...y ahí terminás en la nada, como le pasó a casi todos los países socialistas.

JM: Una de las principales fuentes de conocimiento es el sentido común. El problema es cuando ponés la ideología por encima de la realidad. La realidad te da en el hocico y te revuelca por el piso.

JM: No tengo problema con que discrepen conmigo. El que discrepa no se tiene que ir a la mierda del gobierno. Simplemente alguien tienen que decidir y yo decido al final. Pero a mí me encanta discutir.

JM: La chacra me costó a reventar 17.000 dólares a fines de los 80. Eran catorce has. Después compré 5 has al lado en 10.000 dls. Ahora vale mucho más, pero la suba no es fruto del trabajo que hice arriba...

No tiene proporción lo que pagaste con lo que vale. Hay una parte de eso que tiene que ser de la sociedad...Tienen millones de dls en la tierra y no quieren poner un peso más.

JM: Si me dejan saco la UTU (Universidad Tecnológica del Uruguay) de toda esa rosca de la enseñanza secundaria y la junto con otras cosas, como el Laboratorio Tecnológico del Uruguay y otras organizaciones, y van a ver lo que pasa...Cuando vos no sabés lo que tenés que hacer con claridad, tenés que experimentar para tratar de encontrar el camino.

(continuará)

VII SEMINARIO INTERNACIONAL ANTONIO GRAMSCI

DEMOCRACIA, GUERRA Y NUEVA REPÚBLICA, 1512-2012.

GRUPO DE INVESTIGACIÓN PRESIDENCIALISMO Y PARTICIPACIÓN.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

Carlos Bohrt; Sandro Mezzadra, Justo Soto, Francisco Hidalgo, Miguel Angel Herrera