5 de julio de 2016


LA DISPUTA POR LA SOCIEDAD CIVIL  Y LOS SUBALTERNOS

Miguel Angel Herrera  Zgaib

En el trámite final de la negociación de paz entre el gobierno y la insurgencia subalterna de las Farc-ep, se vienen juntando un conjunto de desafíos y aplazamientos para la sociedad civil, que llevan hasta el drama social y político del 9 de abril de 1948. Este es el punto de partida de una insurgencia diferente a la que pobló de miseria y muertos a la segunda mitad del siglo XIX, cuando Colombia empezó a perfilarse como una nación en la que concurrieron diferentes grupos étnicos, y donde el mestizaje convivió y convive con poblaciones indígenas y afrodescendientes.

Leyendo la entrevista con Rafael Pardo, el hoy ministro para el posconflicto, y ayer, un cuarto de siglo hace, el ministro civil de la guerra, quien prometió con César Gaviria someter a las Farc-ep en 18 meses, cuando esta insurgencia y la de Eln, y la disidencia del Epl no se uncieron al carro de la paz pactada en 1990/1991, hace un inventario de los atrasos existentes cuando menos 30 años atrás, en los escenarios rurales y semirurales de Colombia, donde los subalternos sociales ni siquiera gozan de los elementos básicos de presencia estatal.

Rafael dice a Yamit, el entrevistador que son 350 municipios, donde la influencia de los insurgentes y la contra-insurgencia tienen influencia y control directo o indirecto de las poblaciones de origen campesino, indígena o afro. A ellos va volcada la acción del Estado a través de lo que ahora llaman "Contratos-Paz", que darán paso a la existencia de sociedades civiles viables, porque tienen vías de comunicación y otros servicios públicos mínimos de los que han carecido hasta hoy. 

Con el establecimiento o restablecimiento de vías terciarias será posible la existencia de mercados locales abiertos, y un sistema de necesidades reforzados por los intercambios comerciales de productos entre los pequeños y medianos propietarios agrarios, la fuerza de trabajo libre, y las pequeñas franjas de pequeña burguesía dedicada a algunas tareas  en los quehaceres públicos profanos y religiosos.

En estos ámbitos de la Colombia profunda, las tensiones entre comunidad y asociación están a flor de piel. Tales son las denominadas zonas de conflicto, que es la manera de ocultar que son y han sido teatros y escenarios de la guerra social que divide brutal y rutinariamente al país. Para tratar de cicatrizar las profundas heridas, fruto del abandono, la violencia privada y oficial, y el despojo, pronto se construirán vías terciarias en los primeros 70 municipios de la lista de 350 que están detectados y definidos en el marco de esa dolorosa pero realista clasificación.

Habrá Conpes municipales para darle existencia efectiva a la sociedad civil rural fraccionada y distribuida en las municipalidades de varios departamentos. Serán vías de aproximadamente 50 kms por municipio, y serán construidas y mantenidas acudiendo a las juntas de acción comunal para darle vida a las venas de este plan vial que irrigue,en lo posible paz, a estas poblaciones inundadas y ateridas por la guerra social cotidiana, bajo el comando de los "señores de la guerra", de los que habló el sociólogo conservador Gustavo Duncan.

Vías y Conflicto armado

"Se trata de recuperar 30 años perdidos. Mire: es lo que hicieron Alemania oriental y occidental.  La occidental se echó al hombro para poner al día a Alemania oriental. " Rafael Pardo.

Rafael Pardo adelanta una relación entre conflicto y ausencia de vías terciarias. Él hizo un voluminoso libro sobre la Historia de las Guerras en Colombia, durante el entretiempo que pasó después de ser conductor fallido de la guerra y la paz, desde los tiempos en que colaboró con la presidencia liberal de Virgilio Barco.

El quería darle carta de ciudadanía a la oposición entre liberales y conservadores, por la primera vez en el país, al tiempo que se dispuso a darle concreción a la paz con las guerrillas que había fracasado durante la administración de Belisario Betancur. Era la manera de darle un marco institucional posible a la sociedad civil en los escenarios rurales y urbanos. 

Entonces Rafael Pardo estuvo en Casaverde, donde conoció y conversó con Timochenko, como lo recuerda la foto a color que públicó El Tiempo en su edición dominical pasada. Fue el mismo lugar que ordenó bombardear en diciembre de 1990, cuando era el ministro de defensa del presidente César Gaviria.

En los 350 municipios objeto de esta acción modernizadora y reparadora, a la vez, habitan 7 millones de colombianos, que es el 12 por ciento de la población actual del país, recuerda Pardo.A ellos se dirige,a través del Conpes que se reunirá en menos de 10 días, la estrategia posconflicto que tardará en realizarse entre 10 y 15 años.

Por supuesto, nada dice Pardo que en ese Conpes vayan a participar las víctimas, los afectados en primera línea; y tampoco está claro que lo consideren relevante. Lo cual abre una situación preocupante, porque después serán llamados sí a firmar lo que denominan contrato-paz, con la vinculación del departamento y el municipio respectivos. Estos ciudadanos son en un primer momento, siguen siendo "convidados de piedra", y así los riesgos de incumplimiento e innecesarias mediaciones se patentizan.

La centralidad del Estado 

"El presidente tiene facultades extraordinarias después del plebiscito para implementar los acuerdos y dictar decretos con fuerza de ley." Rafael Pardo, ET, 3/07/16.

Utilizando la fórmula del edificio, que sirvió a Marx, en el siglo XIX, para tratar de explicar analítica y realmente la sociedad moderna en su funcionamiento y estructura,  Pardo señala que se trata de la construcción del edificio de la paz, y el gobierno se dispone a intervenir los cimientos del mismo. 

Estos cimientos están, por supuesto, montados sobre el modelo económico y social capitalista, porque las revoluciones no se hacen por decreto, como lo proclamaba con sarcasmo el joven y longevo López Michelsen.

Habrá también la irrigación de incentivos tributarios a determinados municipios, para que la empresa privada establecida dinamice los circuitos comerciales, para darle otro curso al trabajo informal, que es lo único que sobrevive en esos municipios que inmortalizaron los relatos del Coronel no tiene quien le escriba, o de aquel en que Santiago Nassar fue apuñalado, a las puertas de la casa materna.

Recuerda Pardo que en los 750 municipios del listado oficial  el único empleador formal es el Estado, y quienes monopolizan tales empleos son los políticos locales y departamentales que conforman las redes del clientelismo tradicional, reforzado por la aparición de las redes de la para-repúblcia que se estimularon durante las presidencia del hoy jefe de la reacción política, el senador Álvaro Uribe Vélez.

La empresa y la propiedad privada

"La paz no es sostenible solo con lo que haga el Gobierno, lo tiene que hacer la empresa privada también." Rafael Pardo, ET, 03/07/16, p. 4.

Álvaro quiso implantar a como diera lugar el Estado comunitario, corporativo de los propietarios privados,dándole permanencia al régimen para-presidencial, que no acaba de desmontarse hasta hoy en día, cuando las autodefensas están legalizadas y mimetizadas en, cuando menos, una tercera parte de esos 750 municipios. Ahora se trata de volver por los fueros del Estado social, después de un cuarto de siglo de contra-reformas.

Pues, bien, la empresa privada estará presente "civilizando" la sociedad civil preñada de comunidades que han resistido, para atraerla en estas redes primarias se proponen los "impuestos por obras", que ya fueron ensayados en el Perú, luego de la derrota militar de Sendero Luminoso y Tupac Amaru. Rafael Pardo piensa que entre los privados que aprovechen pueden estar los bancos y las empresas de gaseosas y cervezas, como ya ocurrió con nuestro país vecino.

De antemano sabemos de las estrategias ilegales con que fueron concentrando la tierra, en Vichada, Meta y Guaviare grandes capitales transnacionales, para desarrollar la agroindustria, invirtiendo en cultivos de palma, inicialmente, comprando a campesinos y apoderándose de baldíos nacionales. Al respecto a una serie de relatos de la autoría de Alfredo Molano, consignados en "Dignidad Campesina" (2013).

Sin embargo, la sociedad civil contemporánea se construye con la participación activa de los muchos, con la presencia plural de los de abajo, de los antes gobernados, mal gobernados y sometidos a todo tipo de vejámenes por la casta bipartidista gobernante. 

Es la hora de las rectificaciones en profundidad y sin demagogia, ni falsos populismos, porque tenemos ya demasiados espejos para mirarnos y corregir los rumbos equivocados.

1 de mayo de 2016

SERIE INTERLOCUCIONES. VII FORO PALABRA Y ACCIÓN.                                                                             PROYECTO        
               SEMINARIO INTERNACIONAL ANTONIO GRAMSCI
                          PRIMER CICLO 
EL DILEMA: CONSTITUYENTE O PLEBISCITO PARA LA                 
                         PAZ DE COLOMBIA

AUDITORIO PRINCIPAL  DE ECONOMÍA, UNIVERSIDAD NACIONAL,           
                        BOGOTÁ, MAYO 6, 2016, 11-1  PM
                                          INVITAN

                                         GRUPOS

                 PRESIDENCIALISMO Y PARTICIPACIÓN, GPyP 
           QUINCHO BARRILETE, INTERLOCUCIONES, CINE-EXCEPCIÓN,
                                    Ponentes
11-12.15 AM
Mto MIGUEL ANGEL HERRERA ZGAIB.  Director Grupo PyP
Pensamiento de Ruptura y  Constituyente Subalterna
ANTONIO JOSÉ RENGIFO, Ph.D. Prof. Investigador Derecho Internacional.
Poder constituyente y Derecho Internacional
Mto JUAN CARLOS GARCÍA LOZANO.
El Poder contra-hegemónico de las Farc-Ep.
ALEJANDRO NIETO. Estudiante Ciencia Política, UNal.
Proyecto Asambleas Constituyentes y Justicia Social
                                 Comentarista
12.15-12.30 AM
Mto. MIGUEL EDUARDO CÁRDENAS. Consultor e Investigador U. Sto Tomás.
             INTERLOCUCIÓN CON LOS ASISTENTES
12.30- 1 PM

                                                  INSCRIPCIONES
INFORMACIÓN ADICIONAL:  316500º, Ext 10968.
Certificados al final del ciclo que tendrá tres (3) sesiones. Las siguientes serán: 26 y 27 de mayo. Anotarse con email e identificación en planilla.
TRANSMISIÓN: Barrio Adentro, y Proyecto Cocomún Ciudad Blanca.

Visitar: www.globalgramscisociety.org, www.seminariogramsci.org

30 de abril de 2016

DOROTHY PARKER Y ANTONIO GRAMSCI, UN DÚO 

EXCEPCIONAL.


“Ella fue generalmente sardónica, a menudo irascible, ocasionalmente brutal en su mirada de hombres y mujeres…Ella contó la verdad tal y como la percibía…” John Keats, You might as Well Live (1970).


MIGUEL ANGEL HERRERA ZGAIB

Director Proyecto Sociedad Global Gramsci/Gramsci Global Society
contacto@seminariogramsci.org.


En la reciente edición de New York Books Review, del 6 de abril, tuve oportunidad de recordar lecturas breves que había hecho acerca de Dorothy Parker, en el tiempo que viví en New York, ya hace algo más de 20 años.


Ella, una mujer a todas luces excepcional, a quien el comentarista que reseña su trabajos y biografías en el magazine, califica de brillante y conflictuada, coincidió en el tiempo con la vida de Antonio Gramsci, pero vivió muchos años más que el sardo, quien salió de la cárcel fascista, para morir de sus enfermedades y maltratos el 27 de abril de 1937.


Los comienzos de Dorothy y Antonio.

Ambos, en la década de los veinte escribieron crítica teatral, uno en Turín, y la otra en Broadway. Desde la pujante modernidad, poblada de obreros, automóviles y causas sociales y políticas a flor de piel. Dorothy, a los 22 años, debutó escribiendo para la revista Vogue en 1915; de allí saltó a hacer sus críticas teatrales para Vanity Fair, durante tres años, cosechó fama, y pronto, en 1920, los productores de Broadway, consiguieron que la botaran de la revista.

Parker estaba en sus veintes, y pasó a colaborar de modo regular en New Yorker, teniendo como editor a Harold Ross, a partir de 1925. Años después terminaría separándose, y en conflicto, comentando a manera de gossip, que él le había pedido que escribiera con cierta indulgencia a propósito del generalísimo Franco.

Antonio, en Turín, acompañado por Piero Gobetti, regularmente, asistía a las presentaciones teatrales, y consignaba sus crónicas breves, en los periódicos y revistas socialistas, en particular, lo hacía con regularidad en L´Ordine Nuovo, primero revista, y luego diario.

En particular, no pocas veces escribió estas reseñas para su columna Sotto La Mole, que él cuajaba en sus conversaciones de café con el intelectual y político liberal radical, quien terminó muriendo en París, luego de haber recibido agresiones, destrucción de su imprenta, y algunos incluso dicen que agentes fascistas lo envenenaron, cuando estaba exiliado en Francia.


Ellos se reunían con una joven artista famosa por sus caracterizaciones del teatro moderno, el propio Gobetti era el encargado de la crítica teatral de L´Ordine Nuovo. Al final de la función, se juntaban en cafetines cercanos al circuito de los teatros, en la vecindad de la Mole Antonelliana en el centro de Turín. Recordaba el triunfo del príncipe Cavour y su proyecto de la unidad italiana, forjado por la monarquía piamontesa.


Para Gramsci eran los tiempos de Pirandello y el teatro moderno, y de Grazia Delendda, en la literatura, quien ganó el premio Nobel de Literatura. Una autora sarda como él, a la que dedicó algunos comentarios críticos, cuando Antonio era universitario, y activista socialista con los trabajadores de la industria automotriz.


Nace una crítica de postín


Dorothy era demoledora en sus apreciaciones sobre las obras que veía; y poco se entusiasmaba con las puestas en escena de las obras de Shakespeare en la ciudad de New York. El registro de sus crónicas teatrales aparecieron publicadas con el título Broadway, 1918-1923.

Otros recuerdan también una nota que Dorothy escribiera, con acidez, sobre el famoso coreógrafo Michel Fokine, de la compañía de Sergio Diaghileff, que visitó New York. A raíz de su participación en Hollywood, como responsable de las danzas para la película Ben Hur, recordando que él había trabajado con camellos al inicio de su vida.

Dorothy fue una extraordinaria cuentista, y así quedó plasmado en la obra “Big Blonde” (1929) que le valió el afamado premio de cuento O: Henry Award, que ganaron otras celebridades, entre ellas Willian Faulkner, a quien ella descubrió lúcidamente como el más grande escritor de su tiempo; y tampoco ocultó su entusiasmo después por Ernest Hemingway, quien no le concedió ninguna relevancia literaria, como, en cambio sí lo hiciera John Dos Passos, quien también la acompañó en su temprano y sostenido activismo.


El giro político, una comparación

“Do I look to you like someone who could overthrow the government?”. Dorothy Parker, respondiendo a la visita de los agentes del FBI.

                                                             No se equivocan los biógrafos de Dorothy Parker, quienes señalan que su activismo político, y no se extinguió jamás, desde 1927, cuando viajó de New York a Boston, para protestar por la anunciada ejecución contra los anarquistas italianos Sacco y Vanzetti.
Ella Incluso se infiltró en la prisión, donde se encontraban recluidos los anarquistas inocentes, para escribir al respecto de su drama; y marchó junto con John Dos Passos, en las protestas impotentes pero significativas de entonces, que pedían la liberación de los procesados. 

Éstas acciones tuvieron al gún eco en la Italia de los años veinte, donde el anarquismo conservaba alguna fortaleza militante; solamente que para entonces, Antonio Gramsci se enteró estando en la cárcel, mientras avanzaba contra él la causa adelantada por el fascismo con la connivencia de Benito Mussolini, que fuera correligionario socialista en tiempos de la primera guerra mundial.

El compromiso de Dorothy con las causas radicales, en lenguaje político norteamericano, y de izquierda, la llevaron a participar de las Brigadas internacionales; para apoyar la lucha de la República española. Estuvo con su compañero, y esposo en dos oportunidades, el escritor Alan Campbell, durante los bombardeos contra Madrid y Valencia. Fue también cofundadora en los Estados Unidos de la Liga Antinazi.

Nunca se probó que hubiera sido una militante del partido comunista de aquel entonces, influido primero, por Canon, y los trotskistas, del cual fuer parte el mismísimo John Reed, en los inicios del siglo XX, y después estuvo bajo la conducción del reformista Browder, que influyó también en la década de los treinta en el joven partido comunista colombiano.


Desafiando el Macartismo


Durante el macartismo estadounidense de posguerra, Dorothy fue visitada por el FBI, y resolvió con ironía, señalando que ella ni siquiera era capaz de aconductar su perro, como para que fuera a pensar que era capaz de conspirar con eficacia contra el Estado norteamericano. Es citado su comentario recordando tal episodio, que cito arriba en este apartado:

 “Les parezco alguien que podría derrocar al gobierno?”


Después de New York, ella vivió un tiempo en una finca en Pennsylvania en compañía de un matrimonio, desde donde escribía, sus crónicas y comentarios de libros, así como cuentos y poemas. A la vez que frecuentaba las tentaciones del alcohol,

Vivía los desengaños del amor, y después de un aborto legal y consentido, insistía infructuosamente, cuando menos, en dos oportunidades para tener un hijo. Luego regresó en los años 40 a Hollywood donde escribió algunos scripts, y entre otros, un diálogo para la película de Hitchcock, “Saboteur.”

Durante los años 30, ella escribió con regularidad para New Yorker, pero su izquierdismo la fue orillando, hasta que quedó como ensayista esporádica. Entonces pasó a colaborar para una revista de izquierda New Masses, en 1939, donde no se ahorró reproches y algunas denuncias con respecto a sus antiguas colaboraciones para con la famosa revista neoyorkina de corte liberal y culterano.

Después Parker se comprometió con el movimiento por los derechos civiles, al lado de Martin Luther King. Sus escritos, sus archivos los dejó a Martin Luther King, y a la organización negro NAACP, que contribuyó a crear y desarrollar Turgot Marshall, quien llegara a ser magistrado de la Corte Suprema de los Estados Unidos

Con el correr de los años, Dorothy regresó a New York, y en aquellos recorridos finales fue experimentando con dolor y estoicismo. Fueron duras la desaparición de sus amigos más entrañables Ring Lardner, Benchley, Scott Fitzgerald, su hermana Helen, quien fue guardiana y soporte desde siempre. Solo quedaron luego como contertulios circunstanciales el crítico de izquierda Edmund Wilson, autor de Estación Finlandia, casado con Mary Macarthy; y a ratos, la socialita, Gloria Vanderbilt. Hasta que la cuentista rebelde y la crítica teatral implacable terminó recluida y sola en Volney Hotel, en Manhattan, donde encontró la muerte, aquejada, entre otras afecciones, por un severo alcoholismo, en 1967.

Para la posteridad

Además de Big Blonde, y su críticas teatrales y de libros, quedan, entre otras publicaciones suyas, Not so Deep as a Well (1926), Death and Taxes, con la brillante expectativa de que se convirtiera en una gran escritora, y produjera una gran novela.


En su lugar, la gran novela, con una altísima dosis de verdad fue su propia vida, concluida en el anonimato, y la huella de su acidez implacable contra la impostura, Para el descubrimiento de la otra cara del Americanismo con su carga de injusticia, discriminación racial, y menosprecio por las mujeres y las minorías, con quienes Dorothy estuvo siempre a su lado.

No es para nada gratuito, sino un honroso reconocimiento, que las cenizas de Dorothy reposen en un monumento recordatorio, en la sede principal de la NAACP, en Baltimore, después de 1967, hasta nuestros días. Antonio Gramsci, por su parte, otro luchador contra el fascismo, falleció 30 años antes, a los pocos meses de haber sido liberado.


A él lo hemos estado recordando, una vez más, este pasado 27 de abril, día de su muerte, quien nunca supo de Dorothy, una compañera de luchas políticas y de amor por la literatura y el teatro. Él nos dejó, igualmente, lo que parece ser un legado für ewig, como lo anunciaba al ser condenado, y ya instalado en la cárcel. Me refiero a los 33 cuadernos que escribió en prisión, de su puño y letra; y la más de 200 cartas; y a las crónicas periodísticas, escritas en libertad, en Turín.


Todo este acervo de publicaciones viene siendo, - después de dos ediciones clásicas, la temática y la que estuvo a cargo de Valentino Gerratana, aparecida en 1975,- publicado de manera ordenada y rigurosa, incluyendo por primera vez los tres Cuadernos de traducciones, hechas por Gramsci en la cárcel. 

Esperemos que esté todo listo para el año entrante, cuando se cumplan 80 años de su despedida; y cuando nosotros esperamos realizar el XII Seminario Internacional A. Gramsci, con una celebración especial, que invitamos a nuestros lectores y participantes contribuir a organizar desde ahora.


27 de marzo de 2016

DIFERENCIAS DE FONDO EN LA HABANA:
 ¿LA CONSTITUYENTE, UN PUNTO DE PARTIDA?

“El acuerdo que se logre no puede ser un acuerdo cualquiera. Tiene que ser el mejor acuerdo posible para los colombianos. H de la Calle, jefe delegación gobierno.

Miguel Angel Herrera Zgaib
Exrector U. Libre
Profesor Asociado, C Política, Unal
Director Grupo presidencialismo y participación, Colciencias/Unijus.

Del Plan Colombia a Pax Colombia

 “No se pudo cumplir por las exigencias lógicas de una prolongada guerra que nos ha llevado a participar decididamente en la hoja de ruta que esperamos sea acordada durante el próximo ciclo de negociación.” Iván Márquez, Farc- Ep.

                                                          En efecto, llegó el 23 de marzo, y no se puso fin a la negociación de la paz entre la insurgencia subalterna, Farc-ep, y el gobierno. Las dos principales vocerías, el presidente Santos, y Timoleón, lo habían (pre)anunciado. En cambio, el día que no fue el de la firma, aparecieron, Humberto de la Calle, e Iván Márquez, para explicar a todos los porqués de este aplazamiento, que se sintetizan en asuntos fundamentales aún no pactados.

El día señalado coincidió con la visita personal del presidente Obama y su familia a Cuba. Allí, precisamente, el secretario de estado, John Kerry, en su lugar, se reunió con las dos delegaciones que adelantan la negociación de paz; en particular, tuvo oportunidad de conocer y dialogar con el jefe político militar de las Farc-ep, Timochenko, quien comentó la importancia que su antagonista en la guerra estuviera ahora en plan de paz, con un decidido convencimiento.

También se supo que el Consejo de Seguridad de la ONU dispuso una misión política para acompañar la ruta para la paz y el fin de la guerra, que los antagonistas tracen para finiquitar de una vez los pendientes, a la vez que ponga en limpio las reservas que se han  acumulando al margen de los cuatro puntos ya decididos de la agenda.

¿Qué los separa?

Ni nosotros podemos dar garantías absolutas a las Farc ni ellos a nosotros.” Claudia López, Alianza Verde
“Hay que seguir buscando un acuerdo para todos, no puede haber fechas fatales. Decir que no habrá paz, por la fecha, es un chorro de babas.” Horacio Serpa, partido Liberal.

                                                                   Aunque no haya un pronunciamiento oficial de las dos partes, para la mayoría de analistas y enterados hay, cuando menos cuatro asuntos sobre los que no se ha podido llegar a un acuerdo: 1) las denominadas zonas de concentración y su ubicación, que las Farc-ep reclaman en un número superior a 60, mientras que el gobierno piensa en que no superen la docena, y con la pretensión que no estén cerca de ciudades y pueblos, lo cual la guerrilla no acepta; 2) el desmonte oficial del paramilitarismo, en su doble vertiente, Auc/Bacrim; 3) la participación política sin que se haya hecho la dejación completa de las armas. Al respecto, ocurrió el episodio de El Conejo, y antes el del Putumayo, 4) La amnistía, con la excepción de crímenes de lesa humanidad probados.

En ambos escenarios estuvo presente el delegado Joaquín Gómez, quien es el comandante del Frente Oriental de las Farc-ep, el más poderoso en términos político-militares, desde los tiempos del Mono Jojoy.

 El propio Gómez, de viva voz, durante el ejercicio de pedagogía política cumplido allí, insistió ante los reporteros de PBS, en el espacio NewsHour, en dos asuntos: el desmonte definitivo del paramilitarismo,  y la amnistía para la insurgencia,  excepción para los crímenes de lesa humanidad. (Ver sitio Grupo presidencialismo y participación, Facebook)

¿El trabajo de la Subcomisión del Fin del Conflicto empantanado?

“Se ha dicho que descartamos el trabajo realizado por la subcomisión del Fin del Conflicto. Eso es falso, totalmente falso.” H de la Calle.

                                                       Había una suerte de premio de consolación para el pasado 23 de marzo, que las partes en la guerra comunicaran a Colombia, que habían pactado el cese al fuego bilateral y definitivo. Máxime cuando la guerrilla en la negociación lleva alrededor de tres meses con un cese unilateral de operaciones militares ofensivas, siempre y cuando no sean objeto de agresiones por parte de las fuerzas militares y de policía.

Tampoco ocurrió. Al respecto, desde cuando estuvieron presentes los juristas Santiago y Leyva en La Habana, se produjo un mentís a lo que allí se había acordado. El propio jefe de la delegación del gobierno señaló que en el documento en discordia constaban las diferencias, en un texto que según se dijo entonces superaba las 60 páginas de contenido.

Ahora, Humberto de la Calle afirma que lo hecho por la comisión bipartita en la mesa de negociación no se ha descartado: “Son propuestas sólidas que han sido revisadas por los plenipotenciarios y cuentan con todo nuestro respaldo.” Pero, a renglón seguido, se indica, que los generales presentes en la mesa, Flórez, Rangel y Naranjo están de acuerdo con la delegación en que las diferencias con las Farc  existen.

Entonces, ¿qué?  No hay acuerdo. 

Por eso, la vocería del gobierno promete hacer todos los esfuerzos para lograr un acuerdo final. Y el senador Iván Cepeda, coincide en confiar que “las diferencias se resolverán en los próximos meses. Estamos en un momento en que el proceso de paz está en su fase final y hay confianza.”

Si hay verdad en lo dicho por Cepeda, el asunto de la firma de la paz no es de días, sino de meses. Y se entiende el por qué la conversación del máximo garante internacional, Estados Unidos.

Por eso hubo la presencia del secretario de Estado, John Kerry, y no el presidente, los socios principales del Plan Colombia, el plan de guerra contra-insurgente cofinanciado y apoyado por 15 años. Los mismos que han prometido a la construcción de la paz con US $450 millones, eso sí, una vez que la negociación esté en firme.

La marcha del 2 de abril y la refrendación constituyente

“…no se va a firmar un acuerdo de paz a cualquier precio y que, por el contrario, se firmará un acuerdo conveniente para todos los colombianos.” Jimmy Chamorro, partido de la U.

                                                           El almanaque Bristol nos recuerda que en abril, lluvias mil. Pues, esta vez, en vez de lluvias copiosas, tendremos manifestaciones concurridas. Luego de la movilización del 17 de marzo, donde las centrales obreras reclamaron por igual, paz laboral y apoyo a la paz que se negocia en La Habana.

La primera está anunciada por el Centro Democrático, para el 2 de abril, con la vocería internacional del senador Álvaro Uribe Vélez  y Oscar Iván Zuluaga, quienes han estado denunciando las “persecuciones” de que son objeto él expresidente y su familia, por el gobierno de Santos, a través de  la rama judicial, y la Fiscalía. Otro tanto ha dicho el excandidato perdedor en la pasada elección presidencial.

El Centro Democrática insistirá en que la paz en curso es una entrega a las Farc-ep,  que son una organización narco-terrorista, que no puede ni debe ser tenida en cuenta como interlocutor político; y que en lo militar se encontraba prácticamente liquidada, por las acciones libradas contra ella durante los dos gobiernos del expresidente Uribe Vélez. Pero, la traición de Juan Manuel Santos tronchó la liquidación militar, y la consiguiente rendición de la insurgencia subalterna.

Dependiendo de lo que ocurra de aquí al 2 de abril, ya se empieza a columbrar la cita para una movilización en la siguiente semana, es decir, el 9 de abril, en la que está interesada aunque poco comprometida que se sepa la dirigencia de la Izquierda democrática, y los Progresistas con la vocería del excalde Gustavo Petro, vocal en la defensa de la Constituyente como mecanismo de refrendación. Así lo hizo saber en su visita a las Farc-ep, en La Habana. Pero, ¿quiénes respaldarán a hoy esta iniciativa?

¿Quién decidirá la Paz?

                                                               Por último, es cierto, que no se firmará un acuerdo a cualquier precio. Éste, el que fuera tiene que ser refrendado por la ciudadanía activa. El gobierno insiste en el Plebiscito, cuyo trámite está demandado ante la Corte Constitucional, y la decisión está pendiente, luego que el magistrado ponente del plebiscito por la paz, Luis Ernesto Vargas, cerró el periodo de las audiencias.

Entre tanto, las Farc-ep insiste en la constituyente, aunque abren también el camino, según dice Timochenko, a un procedimiento especial, distinto a los anteriores. en lo que parece han venido trabajando los juristas Santiago y Leyva, Mientras tanto, después del cese de semana santa, en el congreso el partido de la U sigue con el impulso al proyecto de una Comisión Legislativa que se encargaría de darle concreción y efectividad a los acuerdos, una vez se firmen.

Pero, como lo recordaba De la Calle, el mejor acuerdo para los colombianos, no es el que decidan las dos partes solas, sino el que estudien y refrenden los colombianos, quienes ya están curados de espantos, seguridades y prosperidades pseudo-democráticas.

Abril será un tiempo de aclaraciones en profundidad, y es posible que el próximo 1o. de mayo sea, el día que le toque a Colombia ponerle el punto final a la negociación de paz, contando, además, con la incorporación del Eln, y del Epl, para resolver la ecuación de la guerra fratricida, que ha enlutado a tanta gente del común, y desplazado a 6 millones de colombianos.


Para entonces, en la mesa de los colombianos estarán servidas tres recetas paces : la reaccionaria, la neoliberal, y la subalterna., como hemos venido sosteniéndolo en anteriores escritos. ¿Con cuál estarán los muchos? Es el tiempo y la oportunidad para probar la mayoría de edad política de todos y cada uno de los ciudadanos interpelados en primera persona a propósito del fin de la guerra, y cómo darle tranquila sepultura sin resurrecciones.

8 de marzo de 2016

ESTE 8 DE MARZO,

HOMENAJE A COMPAÑERAS, AMIGAS, AMANTES DEL 

AMOR Y LA REVOLUCIÓN DE LA VIDA EN COMÚN.


Para celebrar este día, permítanme escoger apartes de una carta, escrita por un ausente, Antonio Gramsci, a su amada Yulca, quien entonce se hallaba en Moscú.

Julia, Yulca o Giulia Schucht fue su esposa, y la conoció en septiembre de 1922, en el sanatorio de Sieriebriani Bor, cerca de Moscú, donde él tuvo que ingresar para recuperar su salud.

La carta es escrita en Roma tiene fecha 11 de agosto de 1924, y dice así, en uno de sus apartes:

"Esta semana no he recibido carta tuya. Me armaré de paciencia y esperaré otros ocho días. Mientras tanto dejo correr mi fantasía, trato de reconstruir tu vida con la imaginación. Tal vez también tú estés esperando, como yo, pero en tu esperar hay una ansiedad más grande y profunda que mi ansiedad. ¿Verdad que estás sintiendo siempre cuánto te quiero? ¿sientes cómo mis brazos están constantemente junto a ti para ayudarte y para abrazarte?

Queridísima liubimaia, charosciaia, rodnaia (amada, buena, querida), tienes que sentirme siempre cerca, muy cerca de tí, en la adversidad y en la alegría. ¡Cómo cambiamos a cada día que pasa! Nos hacemos distintos, nuevas relaciones se forman entre nosotros.

Cuando volvamos a vernos necesitaremos escrutarnos al menos durante cinco minutos para reconocernos más profundamente, pero a continuación sacaré la lengua para hacerte rabiar. Y luego nos querremos mucho, más que en el pasado, y después, cada día que pase, más. Aunque no sé si será posible que yo te quiera más que ahora porque hoy te quiero mucho, querida. "

(Tomado de Cartas a Yulca, pp: 86,87. Prólogo y traducción de Francisco Fernández Buey. Editorial Crítica. Barcelona, 1989)

12 de enero de 2016

Historia de los Subalternos
Proyecto Cineclub Sin Fronteras y Revista CINEXCEPCIÓN

CIRO GUERRA, LA NACHO Y EL CINE DE AUTOR

miguel angel herrera zgaib
Director Grupo Presidencialismo y Participación, UNAL/COLCIENCIAS
maherreraz@unal.edu.co

Desde las iniciales décadas del siglo XX, el cine empezó su periplo de la mano de directores, empresarios aventureros en contacto con los públicos que enfrentaron el encanto, la fascinación y la sorpresa de las imágenes en movimiento haciendo trampa a la vista común.

Después de casi un siglo de esta odisea del celuloide, directores de Colombia empiezan a ganar posiciones entre los hacedores del cinema global. Ya hubo finalistas y ganadores de festivales y muestras internacionales. Esta vez el trabajo fílmico de Ciro Guerra, "El abrazo de la serpiente" compite en la lista por el oscar de mejor película extranjera.

Ciro es también alumno de la escuela de Cine y TV, que funciona en la Universidad Nacional, con una muy pobre dotación técnica, y con un puñado de talentos que dan prueba de compromiso, saber y tesón. El caso del cesarense Guerra es muestra elocuente.

Cine de autor

Como no tenemos una industria cinematográfica y estudios reconocidos como los que marcan la historia de potencias del cine, ser independiente resulta en apariencia fácil, porque los artistas tienen que tener alma de maromeros o trapecistas, para plasmar sus proyectos. El propio seleccionado tiene su nuevo proyecto en compañía de su esposa y productora Cristina Gallego, en espera de varios meses.

Guerra ya probó su singular visión y estilo narrativo en dos largometrajes: La sombra del caminante (2004) y los Viajes del Viento (2009), y un documental muy elogiado sobre Jairo Pinilla. A los 34 años, Ciro puede alcanzar la gloria de Hollywood este jueves, cuando los jurados se decidan entre un lujo de competidores.

Del listado de escogidos, con el egresado de la escuela de la Nacional están Giulio Ricciarelli, cuya película La Conspiración del silencio, se proyecta en nuestras salas; Jaco Van Dormael, El nuevo testamento; Paddy Breathnach con Viva, y Laszlo Nemes y su Son of Saul, que está entre las favoritas.

La selva como protagonista

"Necesitábamos intérpretes que encajaran en lo que queríamos..." Ciro Guerra.

El departamento del Vaupés es noticia en esta película, donde lo acompañan dos indígenas actores, Nilbio Torres, un Cubeo, y Antonio Bolívar, un Ocaina de La Chorrera. Junto a ellos están Brionne Davis (USA) y Jan Bijvoet (Bélgica). Esta tierra en disputa hoy por sus riquezas naturales, y donde concurren diversos proyectos económicos ilegales ya es parte de los 9 films preseleccionados el pasado 17 de diciembre.

La película en su estreno de mayo de 2015 no fue muy favorecida por el público colombiano, porque apenas llegó, dice Guerra, en la entrevista de Sofía Gómez, a 100.000 espectadores, y no ha sido posible que la reprogramen, a pesar de sus notables merecimientos. Francia es una ventana de nueva difusión, en cuyas salas la vieron 40.000, y vienen otros países en la lista.

Ciro y Cristina son los titanes de esta propuesta que empezó a armarse en la Universidad Nacional, en la escuela que tiene sus instalaciones en las vecindades del Coliseo Cubierto, un lugar que la mayoría de los estudiantes de la Ciudad Blanca reconocen porque allí se ofrecen fotocopias económicas.

La película que deseamos ver premiada recupera los relatos de Theodor Koch-Grunberg y Richard Evans Schultes en sus viajes por el Amazonas, y las condiciones brutales de los naturales sometidos por los colonialistas explotadores.

De todos modos el cine nacional vive, y estamos en presencia de una ola renovadora. Que celebramos desde las experiencias del Cineclub Sin Fronteras, la revista Cinexcepción, y el proyecto truncado de Cinentendimiento Político que con la orientación d Felipe Aljure y el respaldo académico de Ciencia Política bajo mi dirección funcionó durante 2 semestres, y fue abruptamente interrumpido por el nuevo director de la carrera hace 12 años.




VII SEMINARIO INTERNACIONAL ANTONIO GRAMSCI

DEMOCRACIA, GUERRA Y NUEVA REPÚBLICA, 1512-2012.

GRUPO DE INVESTIGACIÓN PRESIDENCIALISMO Y PARTICIPACIÓN.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

Carlos Bohrt; Sandro Mezzadra, Justo Soto, Francisco Hidalgo, Miguel Angel Herrera